" Es que el pueblo no habla el mismo lenguaje que nosotros.

Su abecedario no tiene letras, sino apenas

formas, movimientos, gestos. Y no es que el pueblo sea

analfabeto, sino que quiere decir cosas

que nosotros ya no decimos"

Rodolfo Kusch en Indios, porteños y dioses,

Stilcograf, Bs. As., 1996, p. 116



"La Manifestación". Antonio Berni

13 may. 2010

En la Vereda de Enfrente

Son la banda de rock nacional del momento. La más convocante, la más fiestera, la que tiene aristas políticas. En pocos días editan su nuevo disco, una exploración de lo bueno, lo malo y lo feo que tiene el bendito hecho de ser argentino. (...). Mientras el pelado piensa y repiensa, interpreta y se festeja, los seis disidentes se limitan a decir cosas como "la detesto" o "me parece realmente horrible". La tapa ilustra la primera parte de La argentinidad al palo, se es lo que se es, séptimo disco de l abanda, que vendrá dividido en dos entregas y ya figura entre los más esperados de 2004, (...) y que El año 2003 los consagró como la banda más taquillera del momento. Justo la Bersuit, que siempre se jactó de estar del lado de enfrente, es hoy la banda que más vende. Pais Generoso Están los ocho dispuestos a sacarse fotos y dar notas de a pares. Son los últimos días antes de las vacaciones de un año movido. "Mi mujer quiere viajar y yo no sé como convencerla de que nos quedemos acá. Tengo las bolas por el piso de viajar", dice un poco culposos Pepe Céspedes, bajista. Para la Bersuit, el viajar es un placer que implica la responsabilidad de no alejarse de su público, que en muchos casos no conoce el aeropuerto de Ezeiza. Por eso el disco, productor de años de giras por el mundo, oscila entre lo íntimo -historias de argentinos en el exterior - y lo universal, com opara que nadie quede afuera. "Cuando saís del país te reconocés más tanto a vos como al prójimo como ser argentino", continúa Céspedes. La Bersuit siempre fue una banda de coyuntura, el rock nacional en un sentido más literal. Su nacimiento data del año 1987, pero después de tres discos que no pegaron en la multitud (Y punto - 1992; Asquerosa Alegria - 1993 y Don Leopardo - 1996 ), enel 98 les llegó la hora con Libertinaje, de la mano de Gustavo Santaolalla. Desde allí la banda arrojó inolvidables hits a la memoria rockera nacional, com0 oYo Tomo, Se viene y Sr. Cobranza, compuesto por Las Manos de Filippi, y convertido por Cordera & Cia, en un o de los temas más representativos del antimenemismo en época menemista. (...). El tema Se viene no sólo sigue calentando el ambiente en los shows, sino que trascendió las plateas y convirtió a la Bersuit en una explicita voz premonitoria: el estallido de diciembre de 2001 tuvo banda de sonido propia, Made in Argentina. "Haber musicalizado esa parte de la historia fue un regalo enorme de la vida. El cacerolazo fue el hito más importante de la historia argentina. El 25 de mayo de 1810 había unos insignificanes pelotudos con paraguas pidiendo una escarapela. Esto era una guerra civil, pero con características extrañas. ¡La gente se había alzado por que le robaron la plata de los bancos!", dice Cordera. Más de dos años después, la canción que logra un intensidad a la de Se viene en los conciertos es la que da nombre al nuevo disco. La argentinidad al palo es un malambo rock que releva elementos característicos de Argentina y del argentino (el dulce de leche, la birome, el Obelisco, la canchereada, etcétera) y se aleja de las apuestas de futuro para dar unavisión retrospectiva: unos canillitas gritonean hechos importantes del país (desde Videla hasta los cinco presidentes en una semana) y después aparece Cordera vomitando frases que serían representativas del argentino medio ("¿Qué me vienen a coger a mi con la pija muerta? ¡ Yo la tengo más grande que vos!") que terminan en un "¿Yo? ¡Argentino!". Siempre que la tocamos en vivo, justo después de esa parte, la gente empieza a gritar "Argentina, Argentina". Después la canción sigue y se nomrba el tiro de Favaloro. Ahí todos se callan y bajan la cabeza. Después la levantan y aplauden. La canción termina hablando del paso del éxtasis a la agonía, que es exactamente lo que acaba de pasar en la canción. Eso tiene mucho que ver con Argentina", describe conmovido Juan Subirá, tecladista y compositor. Ahora, que la argentinología ganda terreno en la banda, Cordera despliega sus dotes de argentinólogo: "Cuando alguien te dice que sos argentino lo podes tomar como un insulto o como un halago. Normalmente, cuando una mujer fuera del país piensa "es argentino", es unhalago. Los argentinos enamoramos a las mujeres del mundo, por la manera de hablar y de mentir. Por eso nos odian los hombres. El disco es mirarnos en un espejo y vernos muy lindos y muy feos a la vez, justo en un momento en que el argentino está empezando a mirarse y a tener un poco de conciencia de sí." Cordera Patagónico A pesar de la autocrítica o de la acumulación de clichés argentinísimos, el espiritu de La argentinidad... (tema y disco) es más pujante, menos bardero y tiene un dejo de optimismo. Es que parece que la primavera de Se viene había sido corta y pateada por el regreso de la mala época, hoy volvió y es una estación que inunda de buenas ondas. Por lo menos a Cordera. "Ésta es una época primaveral, por supuesto. La gente tiene la esperanza en las primaveras. Y es bueno que la tengan..." - Pero en los 90 también la tenían... - También. Y lo mejor que nos puede pasar es golpearnos la cabeza mil veces, pero nunca perder la esperanza, eso es una estupidez, porque te la podés perder. Estamos todos observando que el tipo (Kirchner) haga la más mínima cag... para destrozarlo. Tengamos cuidado con eso, que puede ser suicida. Semamos mas inteligentes esa vez y esperemos. Por el momento hay algunos indicios, algo en su discurso, en su mirada, en su forma de ser que nos seduce. Yo me dejé seducir por Alfonsín y de alguna manera me traicionó. Por Menem no me dejé seducir, no necesitó eso para poder traicionarme. Bueno, Menem nunca nos traicionó, siempre fue el representante de los mas miserable de la clase media argentina, el ideal de la mierda de la clase media argentina. No debe ser fácil para una banda así perder la veta opositora que los caracteriza: "Tampoco podemos hacer una oposición sistemática", dice Subirá, y Cordera agrega: "Ni estúpida. Si el tipo empieza a torcer el rumbo, lo vamos a decir. No transamos en decir lo que sentimos". - ¿Se puede ser la banda más taquillera del momento y mantener un discurso combativo? - Preguntale al Che Guevara, que era multimillonario. - Pero él no se hizo millonario como guerrillero.... - Yo tenía plata antes de ser músico, tenía mucha plata. Y no me metí en la música para ganar dinero, sino para ser feliz. Para mí el dinero y el poder son periféricos, de verdad. Lo importante es vivir la vida que yo quiero vivir, hacer y decir lo que siento. Cuando vivía en una casa tomada tampoco esa estructura me asfixió al punto de no dejarme ver la belleza... y estaba viviendo en el medio de la putresfacción de la sudestada. A mí la vida me dio la posibilidad distintas formas de intercambio, con gente de dinero, con gente sin dinero, con maestras como mi mamá y mis tías, con criminales. Supe lo que es tener el agua llena de mierda y también pude disfrutar de una pileta de natación. Y podría ingeniármelas para tener que aprender en la vida que me toque vivir. - Tenés confianza en tu capacidad de supervivencia... - Muchísima. Porque yo soy el mundo. Yo soy dios. Justo cuando Cordera termina el speech con la palabra "dios", Subirá, que está al lado también con los pies en la pileta, también es pelado y también apoya la tapa de los marineros en bolas, estalla de la risa mientras que el otro mira fijo. - Si los invitan a un festival organizado por el gobierno nacional, ¿van? - Por supuesto que no. Nosotros estamos enfrente, siempre observando al poder.
En http://bersuit.yaia.com/entrevistas.html

Ver: "Usando la cabeza con Bersuit Vergarabat. Fiesta con Fundamento (El Pueblo y su Cultura: Entre la Academia y el Estadio)" de Juan Ezequiel Rogna en sección Números Anteriores, Silabario n° 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario